Hoy día es más fácil llevar a cabo una práctica de cuidado de bebés sostenibles usando opciones como los pañales de tela. Los pañales desechables que contienen celulosa están elaborados con derivados del petróleo que se absorben a través de la piel. Además, constituyen un serio problema ambiental por la dificultad con la que se degradan y un gasto económico bastante considerable para las familias.
 

¿Por qué utilizar pañales ecológicos?

 

Estos pañales están elaborados a base de fibras naturales que mejoran la transpiración de la piel del bebé, por ende, se calienta menos y hay menos probabilidad de sufrir irritaciones. No será necesario utilizar muchas cremas para la dermatitis, porque estos pañales usan telas con un pH equilibrado.

Se pueden comprar online y en tiendas, cada día son más comunes. También puedes hacerlos tú mismo si prefieres. Se estima que en un periodo de dos años y medio una familia puede gastar entre 200 a 500 euros en pañales ecológicos; mientras que con los desechables el gasto es de 900 a 2000 euros. Además, un pañal de tela se puede usar con varios niños, logrando un ahorro mayor.

Estos pañales son mejores para el cuidado al medio ambiente, no se desechan y una sola unidad puede tener un uso prolongado en una misma familia. No se degradan produciendo partículas contaminantes. Mientras que los desechables pueden tardar hasta más de 300 años en desaparecer y un solo bebé puede generar hasta dos toneladas de desechos.

Además, ¿Sabías que los pañales de tela pueden hacer que los bebés controlen esfínteres más pronto? Esto sucede porque la sensación de humedad, que no se obtiene con los pañales desechables, los hace adquirir esa autonomía a una edad más temprana.

 

Desventajas

 

Quizás la desventaja de este tipo de pañal es el hecho de que tienen que lavarse para poder ser usados de nuevo. Para algunos padres resulta más cómodo un producto desechable. Sin embargo, los beneficios ambientales y de salud se compensan ampliamente.

Además, para evitar tener que lavar constantemente se pueden tener unos 20 pañales de tela, lo que puede significar una inversión inicial mayor, pero que a largo plazo resultará mucho más económico.

En definitiva, los pañales para bebés sostenibles son poco contaminantes, eficientes en el cuidado al medio ambiente, no producen alergias y no generan una exposición negativa de tu bebé a polímeros, algodones cultivados con pesticidas y productos químicos para tratar dermatitis.

Os dejamos tres marcas de pañales de tela para que os aventuréis a poner vuestro granito de arena y a cuidar el medio ambiente para nuestros hijos.

Y ahora viene la pregunta del millón ¿ Y cómo uso estos pañales de tela?

 

Si eres primeriza en sostenibilidad y te quieres adentrar yo te recomiendo que compres 20 pañales de tela unitalla y todo en uno. Muy fácil de usar, lo pones y cuando esté sucio lo quitas y a lavar. Te recomiendo 20 pañales para que no estés todo el día poniendo lavadoras. Así cada dos días vas lavando. A medidas que el bebé crece va utilizando menos. Al principio lo cambias cada 3  horas y luego vas alargando.

Luego hay modelos que les vas añadiendo cobertores o capas. Te viene el pañal de tela con un compartimento que lo vas rellenando con unas capas que compras orgánicas.  Y en función del uso que les quieras dar añades o quitas.

Por ejemplo, por la noche quieres que aguante más pues les añades 4 cobertores y así puedes alargar.

Y si te vas fuera los vas metiendo en una bolsita. O si te supone un problema combínalos con los de usar y tirar.

Os dejamos varias marcas especializadas en pañales de tela

 

 

Charlie Banana

 

 

 

Blümchen Stoffwindeln

 

 

 

 

 

Bambinex